Reseña Histórica

En el Ecuador la protección al hoy denominado Patrimonio Cultural no tuvo ningún reconocimiento hasta que en 1945 se dictó la Ley de Patrimonio Artístico, en ésta se estableció que la entidad encargada de la administración de los bienes culturales sería la Casa de la Cultura Ecuatoriana, a través de la Dirección de Patrimonio Artístico.

Mediante Decreto No. 2600 de 9 de junio del 1978, publicado en el Registro Oficial No. 618 de 29 de noviembre de 1978, se hace mención al INPC que se creó en reemplazo de la Dirección de Patrimonio Artístico, donde se señala que esta dirección resultó insuficiente para atender en todo el país la investigación, conservación, resguardo y restauración del patrimonio cultural ecuatoriano por lo que el Estado estaba en la obligación de dotar al país de un instrumento idóneo que rescate y conserve el Patrimonio Cultural legado de nuestros antepasados.

Actualmente el INPC es la entidad rectora adscrita al Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador, encargada de la investigación, documentación, información y conservación del Patrimonio Cultural material e inmaterial del país.

Cuenta con una estructura organizacional, acorde a la naturaleza y especialización de la misión consagrada en la Ley de Patrimonio Cultural, la que le permite desconcentrar sus funciones por medio de sus seis Zonales establecidas en las provincias de Pichincha, Chimborazo, Manabí, Guayas, Azuay y Loja, cuya misión es armonizar, coordinar, concertar y controlar la ejecución de políticas, planes, programas y proyectos de patrimonio cultural de su región, en función del Plan Estratégico, el Plan Plurianual y el Plan Operativo institucional.