Presidencia entregó uno de los primeros mapas del país realizado hace 269 años

La Presidencia de la República, dentro de su proyecto “Arte en Palacio” entregó al Archivo Nacional del Ecuador la “Carta de la provincia de Quito y sus Adyacentes” y con este acto culmina la entrega del documento histórico a varias instituciones públicas culturales del país.

El historiador, Alfonso Ortiz, de la Dirección de Gestión Cultural entregó a Rocío Pazmiño Acuña, Directora del Archivo Nacional de Ecuador, el documento y aseguró que la Carta de la provincia de Quito constituyó el ejercicio cartográfico más adelantado de su tiempo y a la vez es una obra que marcó un hito para la construcción de la imagen nacional.

Ortiz añadió que es fundamental que las instituciones culturales tengan el documento para que repliquen el valor histórico y técnico de la creación de uno de los primeros mapas de la patria. Por su parte, la Directora del Archivo, destacó la iniciativa de recuperar documentos históricos porque ayudan a consolidar y fortalecer la memoria del país.

Es importante señalar que la Carta de la provincia de Quito se estampó por primera vez en París, hace 269 años por iniciativa de Carlos María de La Condamine, como homenaje póstumo a su amigo y discípulo Pedro Vicente Maldonado, fallecido en Londres intempestivamente en 1748. Maldonado apoyó a la Misión Geodésica Francesa que llegó a territorio americano en 1736, en las investigaciones y levantamientos cartográficos.

Para la realización de la exposición “Pedro Vicente Maldonado, la construcción de la imagen de la patria”, en 2018, la Presidencia decidió estampar nuevamente el mapa como un reconocimiento a la vida del ilustre geógrafo, quien perfeccionó las nociones de cartografía adquiridas con los jesuitas.

Para llevar adelante la nueva estampación, la Dirección de Gestión Cultural de la Presidencia trabajó con el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), entidad que realizó el análisis, limpieza y conservación de las placas originales, para que, posteriormente la “Estampería Quiteña” la reprodujera. Este proyecto contó con el apoyo financiero de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

En total se estamparon treinta ejemplares, y por su valor histórico se determinó que se convertirían en un obsequio que el Jefe de Estado entregaría a personajes significativos en sus visitas oficiales.

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, quien visitó el país en febrero, fue el primer personaje internacional en recibir el obsequio.

Otros ejemplares se reservaron para entregar a instituciones culturales del país: tres reproducciones fueron al Ministerio de Cultura y Patrimonio y sendos ejemplares al INPC, a la Fundación Estampería Quiteña, a la Biblioteca Ecuatoriana Aurelio Espinosa Pólit.

También se entregó al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, al Municipio de Riobamba, por su colaboración al ceder las placas originales, que las guarda celosamente en su museo y al colegio Pedro Vicente Maldonado de esa misma ciudad.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *