Placas de grabado de la Carta Topográfica de Quito de Pedro Vicente Maldonado son investigadas y conservadas en el Laboratorio del INPC

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y la Dirección de Cultura de la Presidencia de la República, unen sus esfuerzos y capacidades técnicas en la recuperación de 4 placas metálicas grabadas que conforman la Carta Topográfica de la Provincia de Quito y sus Adyacentes levantado por Pedro Vicente Maldonado en 1725. Estas acciones están encaminadas a la obtención de 30 estampas impresas en papel, a partir de las placas originales, para la puesta en valor de este documento histórico tan importante.

Pedro Vicente Maldonado, fue un científico ecuatoriano miembro de las sociedades científicas más prestigiosas del mundo: La Real Academia de Ciencias de París y la Real Sociedad Geográfica de Londres. Formó parte de la Misión Geodésica Francesa para medir un arco de meridiano terrestre y conocer con exactitud la forma de la Tierra.

En una primera etapa, el Laboratorio de Investigación del INPC realizó los análisis científicos de materiales originales y añadidos, con la aplicación de métodos instrumentales de punta para determinar el estado de conservación y los tratamientos a ser efectuados.

Se realizó un análisis de composición química por Fluorescencia de Rayos X no invasivo, que determinó que las placas metálicas fueron elaboradas a partir de cobre y la presencia de un recubrimiento de acero (hierro-carbono). De igual forma, se evidenció la pérdida del recubrimiento en algunas zonas de las placas.

Igualmente se llevó a cabo el análisis de los productos de corrosión, por medio de Microscopía Electrónica de Barrido, que definió la existencia de procesos de oxidación activos en productos de corrosión como los cloruros de cobre.

También se hicieron análisis de los residuos de tinta y un material ceroso que se encuentra depositado en la superficie de las placas metálicas empleando la técnica de Espectrometría Infrarroja. Los resultados indican la presencia de dos compuestos orgánicos: El aceite de linaza que es el aglutinante de la tinta y la cera carnauba, producto de un proceso de conservación dado a las placas en el pasado.

Finalmente, se realizaron ensayos de solubilidad de los residuos de tinta y la cera carnauba, con la finalidad de definir las mezclas adecuadas de solventes a utilizarse en la conservación.

Para la segunda etapa del proyecto, se conformó un equipo de profesionales de las dos instituciones, quienes actualmente están ejecutando las actividades de eliminación de los materiales añadidos con el uso de papetas con una mezcla de solventes adecuados y la neutralización de los productos empleados.  Así mismo, se han realizado las pruebas de estampado en la Estampería Quiteña, con la finalidad de garantizar el tiraje de los ejemplares originales.

Comunicación Social INPC – Quito.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *