INPC lamenta partida de Carlos Rubira Infante leyenda de la música ecuatoriana

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), expresa su pesar por el fallecimiento de Carlos Rubira Infante, compositor ecuatoriano que a lo largo de su trayectoria conquistó el imaginario con sus pasillos, valses, pasacalles, sanjuanitos, albazos, yaravíes y tonadas.

Nacido en 1921 en Guayaquil (Ecuador), compuso títulos como “Guayaquileño madera de guerrero”, “Ambato tierra de flores”, “Esposa”, “En las lejanías”, o “Playita mía”, creaciones que dejaron huellas imborrables en el pentagrama musical ecuatoriano.

Sus estudios los realizó en la escuela de la Sociedad Filantrópica del Guayas y en el plantel de la Sociedad de Amantes del Progreso, y aunque nunca cursó estudios musicales, sus aptitudes se manifestaron desde muy temprana edad perfilándolo como un gran artista y compositor.

A lo largo de su carrera artística, obtuvo varios reconocimientos, entre los que se destacan: la Condecoración al Mérito Cultural “Dr. Vicente Rocafuerte”, otorgada por el Congreso Nacional, en julio del 2000.

En 2008 recibió el Premio Eugenio Espejo a las Artes y Creatividades, otorgado por el Gobierno Nacional.

Rubira Infante fue reconocido a nivel internacional el 15 de abril de 2018, cuando ingresó al Salón de la Fama de los Compositores Latinos en Miami, organización creada para preservar y celebrar la vida y la obra de los mejores músicos latinos.

Comunicación Social INPC – Quito.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *