El médico forense Philippe Charlier revela datos importantes sobre la Momia de Guano

Philippe Charlier, médico forense, reveló los primeros resultados de los análisis que realizó a la Momia de Guano. Confirmó, en una rueda de prensa realizada en el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), que la causa de muerte del individuo, cuyo cadáver se conserva momificado,  “fue una infección bucal que se extendió a la sangre, piel y cerebro”.

Philippe Charlier, actual Director de Investigaciones y de Formación del Museo du Quai Branly (París), llegó al Ecuador la tarde del 29 de enero de 2019, inmediatamente se trasladó a la Clínica de la Universidad San Francisco de Quito, donde realizó una serie de tomografías y la segmentación de las estructuras óseas en 3D a la Momia de Guano. Posteriormente, el 30 de enero 2019, en los laboratorios del INPC continuó con análisis toxicológicos.

El experto francés estudia antropología de lo sobrenatural con el objetivo de profundizar los rituales mágicos alrededor de la muerte y sus enfermedades. Uno de sus primeros estudios en el Ecuador es la investigación a la Momia de Guano, provincia de Chimborazo. La Momia de Guano es única en su tipo, pues es el resultado de un proceso de momificación natural debido a las condiciones de temperatura y ambiente, factores que permitieron ocurra un proceso de momificación natural.

Charlier aclaró que los estudios permitirán profundizar en las causas que provocaron la muerte del individuo que hoy se conoce como la Momia de Guano. Inicialmente precisó que descubrió aspectos hasta el momento ignorados, como el hecho de que sufría de una poliartritis deformante en las manos y pies. “Se sabe que hay personas que sufrieron esta enfermedad que se originó en el continente Americano”, dijo.

Otra revelación que adelantó es que, posiblemente, la Momia de Guano no se trate de un monje, tal como se aseguran investigaciones realizadas en el país. Dijo que su vestimenta, de un textil similar al lino, es un referente para precisar que no es un religioso, pues utilizaban otros materiales en su vestimenta; sin embargo, precisó que los estudios continuarán con un equipo multidisciplinario (arqueólogos, antropólogos, historiadores, entre otros) lo que posibilitará conocer  más detalles.

Charlier, anunció que llevará a Francia unas pequeñas muestras de piel, cabello y vestimenta de la Momia de Guano para continuar con las investigaciones. Se realizarán análisis de carbono 14 para poder ubicar el tiempo exacto en el que vivió y murió la Momia de Guano, cuyo peso actual es inferior a 20 kilos y mide aproximadamente 1,60 m. Los resultados finales se tendrán en seis meses aproximadamente.

El Dr. Charlier colaborará con el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural en la continuación de los estudios de la Momia de Guano. Destacó el trabajo realizado por el equipo técnico que trasladó la Momia hasta la ciudad de Quito con todas las medidas de seguridad. Precisó que  también realizará investigaciones de Tzantzas, reducciones de cabeza realizadas por los Shuar; además está interesado en estudiar osamentas.

El director ejecutivo del INPC, Joaquín Moscoso, destacó que el Dr. Charlier realizará una serie de estudios en el país gracias a un convenio tripartito que firmará el Ministerio de Cultura y Patrimonio, el Instituto Nacional de Patrimonio y el Museo du Quai Branly.

Comunicación Social INPC – Quito.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *